Actividades para celebrar el Día del Libro

Actividades para celebrar el Día del Libro

El 23 de abril es el Día del Libro y es también un día muy especial para mí, así me lo transmitieron y así intento transmitirlo yo.

Es uno de los días grandes de la asignatura de Lengua y por eso creo que hay que intentar alentar y emocionar a los chavales hacia la lectura con actividades llamativas y diferentes, que rompan la rutina y que les inciten a leer. Inocularles el virus de la lectura. Contagiarlos. Y después, curarlos con más libros.

Desde hace unos años mis clases se llenan ese día o los previos y posteriores de unos autores muy especiales, de libros, de lecturas compartidas… Os voy a contar.

Autores noveles y autores consagrados

En el Día del Libro es muy habitual ver mis clases llenas de autores noveles y consagrados. ¿Cómo lo consigo? Ofreciendo a cada alumno la posibilidad de convertirse en el autor que les gustaría ser y fantaseando con la posibilidad de haber escrito cuantos libros quieran.

Así es como surgió la actividad de solapas, sinopsis y portadas. Es muy divertido pedirles que imaginen que son grandes escritores y que diseñen la solapa de uno de sus libros con su supuesta biografía. O que imaginen cómo se llamaría y de qué trataría el libro escrito por ellos que se convertiría en bestseller.

Pic-nic literario

Otra actividad muy divertida y que resulta francamente fácil de organizar es un pic-nic literario. Cada alumno debe traer un libro que le apetezca leer un día acordado previamente y alguna comida para compartir. También pueden traer alguna manta o pareo para sentarse encima. Salimos de la clase y elegimos un lugar al aire libre que sea agradable y en el que no molestemos mucho. Se trata de leer, comentar los libros (los que llevan u otros), recomendarse, comer… Todo en un ambiente distendido. Es muy gratificante pasar por los distintos grupitos e ir comprobando que… ¡están hablando de libros!

Feria del Libro

¿Y si organizamos una Feria del Libro en clase? Podemos reutilizar todos los trabajos que hemos realizado previamente:

  • Repartir distintos papeles entre los alumnos: escritores, público…
  • Organizar una sesión en la que traigan y ojeen (y hojeen) sus libros favoritos.
  • Exponer sus solapas y las portadas o contraportadas de los libros que han «escrito».
  • Hacer una firma de libros de los autores más destacados.
  • Realizar un encuentro literario donde los «autores» hablan sobre sus libros y el público puede preguntar aquello que les interese.

Campaña de lectura

Otra opción fácil y divertida es la de realizar una campaña de lectura y que los alumnos junto con los libros que ellos elijan (de la biblioteca o de casa) sean los modelos y muestren a todos sus compañeros del instituto que leer es divertido y que cualquier sitio del centro es bueno para leer.

Mandalas literarios

Ya para terminar, una última actividad que aúna dos de los elementos más importantes en mis clases: los libros y lo visual. Si hacemos Visual Thinking para resumir la teoría ¿por qué no intentar emplear lo visual desde otra perspectiva? Por ejemplo para exponer los libros o incluso ¿por qué no usar el vocabulario relacionado con los libros e incluirlo como ingrediente fundamental en un mandala? El mandala se basa en la repetición ordenada y organizada de ciertos dibujos, así es que pensé que sería interesante intergrar las palabras como un elementos visual más del mandala y los resultados… Aquí mismo los tenéis.

Galería de mandalas hechos con libros organizados por géneros: narrativa, lírica, teatro y literatura juvenil.

Mandalas realizados con vocabulario relacionado con la Literatura y los libros.

Espero que os hayan gustado la publicación y las actividades.

Si hacéis alguna de ellas, comentadlo y compartidlo. ¡Gracias!

En conclusión…

En conclusión…

¿Un post titulado «En conclusión…» en el mes de diciembre? Sí, ¿por qué no? No concluye el curso, ni mucho menos, pero sí va llegando a su fin el primer trimestre y, la verdad, es que creo que es necesario echar la vista atrás para comprobar que hemos caminado, que hemos aprendido y, por supuesto, que hemos hecho un montón de cosas. Igual que este curso estoy pidiendo a mis alumnos que de vez en cuando escriban su diario de aprendizaje, también voy a escribirlo yo. ¿Quieres pasar y acompañarme?

Nuevas metodologías

Este verano he leído algunos libros sobre metodologías activas; he bicheado diversas webs de compañeros que comparten su trabajo y reflexionan sobre otra educación; he seguido por Twitter (y sigo) de cerca lo que hacen profes tanto de Secundaria, como de Primaria en sus aulas con sus alumnos… Con todo esto me formé una idea de cómo quería cambiar mi metodología y hacia dónde quería ir y empecé el cambio. Me lancé a la piscina casi sin darme ni una ducha antes… 🙂

Quería gamificar, hacer Flipped Learning, trabajar por proyectos (ABP), hacer ABR… Lo quería todo.

A día de hoy no sabría decir si he usado una metodología, otra, ninguna o todas. Lo que sí sé decir es que he dado otro paso más para enseñar de otra manera y para que mis alumnos aprendan de otra manera. Al principio me preocupé porque quería hacer Flipped Learning, pero no había recursos técnicos suficientes en mi instituto. O quería hacer ABP, cuando nunca lo había hecho antes. Incluso quería emplear una metodología activa en 2º de Bachillerato (con el monstruo de la Selectividad agazapado en la esquina, esperándonos…).

Con el paso del tiempo esa preocupación se fue disipando porque me di cuenta de que estaba cumpliendo mi objetivo, qué más da cómo o qué más da la terminología. Ahora no llego, suelto el rollo y me voy. (Antes lo hacía poco, pero tengo que reconocer que lo hacía). Ahora en mis clases no hay, eso, «rollos». Ahora mis alumnos aprenden los contenidos con actividades diversas, trabajan individualmente, por parejas, en grupos, deducen e inducen información, hacemos aún más actividades creativas. Ha sido todo un reto y una aventura de la que ya no puedo dejar de participar.

Vamos a concretar

Mucha palabrería, pero ¿qué has hecho, Berta? Sí, voy a concretar y a compartir algunas de las actividades, dinámicas y demás tareas que he puesto en marcha en estos dos meses y medio que llevamos de curso. Así es que, en conclusión…

2º de Bachillerato

Empiezo por 2º de Bachillerato porque es del nivel del que estoy más satisfecha. Era al que más miedo le tenía y es en el que estoy viendo mejores resultados y en el que la dinámica de trabajo me está gustando más.

En este trimestre teníamos que tratar la narrativa en el siglo XX. Se me ocurrió estructurar el trabajo en tres bloques de seis clases: dos para la teoría de Literatura, dos para el comentario de texto y otros dos para ejercicios de Lengua y para poner en común los resultados del trabajo de Literatura. De este modo, mis alumnos han visto toda la narrativa del siglo XX, han manoseado los apuntes, han tenido oportunidad de buscar información en sus móviles en clase (bendita tecnología), han experimentado con algunas aplicaciones sencillas como What´s fake, Prezi o Quizizz…

Actividades

En primer lugar tuvieron que hacer una línea del tiempo con los principales acontecimientos históricos del siglo XX y los movimientos literarios más relevantes. A continuación, resumieron la narrativa anterior a la Guerra Civil con un Visual Thinking, estudiaron el tema de la narrativa de los 40 a los 70 preparándose para un concurso 10×15 (quince preguntas sobre el tema que ellos mismos habían elaborado con las que podían conseguir un diez si no fallaban y si no utilizaban los «comodines» de los apuntes, de un compañero y de la maestra), además de un test realizado con Quizizz y, finalmente, han aprendido la narrativa de los 70 a nuestros días simulando conversaciones falsas de WhatsApp con What´s Fake entre los distintos autores de la época, entre unos amigos charlando sobre el tema o, incluso, entre las mismas novelas…

Foto original de @bertaocana

Foto original de @bertaocana.

Para comprobar que se había leído El árbol de la ciencia, hicimos una prueba oral y escrita en la que ellos pensaban las preguntas y tenían que hacérselas a los compañeros. Para Los girasoles ciegos han hecho una valoración del libro, han definido a los personajes y sus relaciones y han reflexionado sobre si les gustan todos los relatos tal cual están o si, por el contrario, cambiarían algo de alguno. También van a hacer fotos representando los cuatro relatos, las cuatro derrotas (Esto aún lo están haciendo, pronto pondré el enlace).

También han hecho comentarios, analizado oraciones, corregido sus propios exámenes, hecho actividades diversas de Lengua, corregido análisis de oraciones equivocados adrede… Creo que podría resumirse todo con dos ideas finales:

  • El otro día tuve que faltar a clase y teníamos una prueba para comprobar que se habían estudiado la narrativa de los 70. No hubiera pasado nada si no la hubieran hecho pues tenía notas más que suficientes para evaluarlos. No hacía falta que yo estuviera en la prueba porque sabían qué tenían que hacer y el tiempo del que disponían… Para mí fue un alivio.
  • Cuando anuncié que para comprobar la lectura de Los girasoles ciegos podían utilizar el libro, una alumna me dijo: «¡Maestra, eres una cajita de sorpresas!». Me encantó y además definió muy bien en lo que estoy intentando convertir mis clases y su aprendizaje, en una sorpresa.

2º de ESO

Lo primero que quiero decir de todo lo que hemos hecho en 2º de ESO es que: no he tocado aún el libro de texto. No nos está haciendo falta. Mis compañeras de 2º de ESO y yo decidimos a principio de curso trabajar por proyectos. Creo que lo que estamos haciendo no es exactamente eso, pero ha sido un cambio metodológico grande, al menos para mí.

Hemos organizado los contenidos como hemos querido, intentando conectarlos todos de algún modo. Hemos presentado la asignatura como un viaje a una tierra desconocida: MÁTHISILAND (la tierra del conocimiento). Cada bloque de contenidos tiene una producción o proyecto final, el primero fue la creación de un avatar y el segundo la elaboración de una conferencia donde cuenten al mundo un descubrimiento, hallazgo o invento que sólo hay en Máthisiland.

Trabajamos los contenidos a partir de actividades en las que los tienen que deducir o inducir. La creatividad está presente en casi todo lo que hacemos. Hay audios, vídeos, hemos eliminados los exámenes. Han realizado actividades individuales, en grupo y por parejas. Hemos doblado algún vídeo. Estamos haciendo escritura creativa a través de «hilos de Twitter» analógicos. Seguimos con la definición de oro, con las historias, han resuelto retos, reflexionamos sobre lo que aprendemos con el diario de aprendizaje, seguimos con el #anticuaderno, empleamos lo visual y el Visual Thinking en diversas actividades…

Ikigai. anticuaderno. Foto original de @bertaocana

ABR. Foto original de @bertaocana

Foto original de @bertaocana

Otros cursos

Este año, además, doy un Taller de lectura y dos horas de Francés segundo idioma en 2º de ESO, así es que, no me aburro, no.

En el Taller he introducido elementos de gamificación. Los alumnos poseen un pasaporte en el que deben ir consiguiendo sellos si leen, si realizan las actividades, si ganan los concursos que voy haciendo… Una vez al mes hacemos recuento de sellos y los cinco mejores pueden obtener unas tarjetas de premios como las que se ven en la imagen:

Foto original de @bertaocana.

El otro día hubo un cuádruple empate en la quinta posición del ránking de puntos, por lo que los cuatro alumnos lideraron cuatro grupos con los que hicimos una lectura a coro que, costó trabajo, pero que, finalmente, quedó muy bien. Aquí la dejo por si la queréis escuchar: «Los caballos del capitán», por los alumnos de 1º de ESO E del IES Almudeyne.

En Francés también trabajamos de forma individual y en grupos, he introducido las tarjetas de premios y de recompensas, hemos eliminado los exámenes, hacemos pruebas cooperativas y estoy ideando varias actividades de carácter más activo como una sencilla gamificación, juegos de preguntas, etc.

Conclusión de conclusiones

La conclusión de esta conclusión es que es una gozada poder enseñar así y poder acompañar a los alumnos de una forma más cercana. Codo con codo. Visitando continuamente sus mesas. Charlando con ellos. Animándolos y, sobre todo, viendo cómo disfrutan aprendiendo. Este es el mayor regalo que me puedo llevar de esta aventura.

Actividades para repasar la lírica

Actividades para repasar la lírica

Una vez acabado el trimestre hemos estado haciendo actividades para repasar la lírica, aunque algo diferentes a lo que habitualmente se entiende por repaso. Ha sido, más bien, una aplicación práctica de algunos conceptos estudiados.

Entonces… ¿cómo hemos realizado esas actividades para repasar la lírica?

Pues ha sido muy entretenido porque mis alumnos han estado haciendo un buen repaso sin darse cuenta. Han vuelto a ver los recursos literarios, han elaborado poemas, han trabajado la hipérbole y hasta han leído y escrito textos instructivos. Y lo mejor de todo es que se han divertido y el ambiente de las clases ha sido verdaderamente agradable.

¿Cuál es el secreto?

El secreto es muy simple: emplear el aspecto visual, lúdico y las manualidades con los contenidos de la asignatura. De ahí surgieron estas actividades para repasar la lírica:

  1. Deseos hiperbólicos.
  2. Jeroglíricos.
  3. Farmapoesía.

Vamos a ver en qué consisten estas «actividades» con esos nombres tan raros…

Deseos hiperbólicos

Esta ha sido la actividad para repasar más sencilla de las tres y su proceso de elaboración no nos ha llevado más de una clase.

En primer lugar hemos dibujado nuestras manos en cartulinas verdes, las hemos recortado y las hemos pegado en forma de árbol de navidad.

A continuación hemos recordado lo que era una hipérbole y, como estábamos a las puertas de la navidad, han elaborado deseos navideños un poquito… exagerados.

Por último, han dibujado y decorado con materiales variados las bolas de navidad que irían colgadas del árbol y en ellas han escrito sus deseos hiperbólicos.

Y con los árboles de deseos hiperbólicos hemos contribuido a la decoración navideña de las clases.

Jeroglíricos

La lírica suele ser árida para los alumnos y más, estudiar los recursos literarios. Este año los hemos visto a través de canciones, junto con la métrica, analizando en sus canciones preferidas la manera peculiar de los artistas de expresarse y cómo dicen lo que piensan y sienten. una vez trabajados de este modo los recursos, al final del trimestre los hemos repasado con los JEROGLÍRICOS.

La palabra es un acrónimo formado por jeroglíficos y lírica, puesto que aúna la intención lúdica y visual del jeroglífico y los contenidos, en este caso los nombres de los recursos literarios.

Algunos se elaboraron con un poco de ayuda, pero, en general, el derroche de creatividad y la gracia al idearlos y hacerlos efectivos han sido increíbles.

Aquí podéis verlos todos si queréis.

Farmapoesía

Con la farmapoesía no sólo hemos repasado conceptos de la lírica, sino también los textos instructivos y han aprendido, además, a leer y comprender el prospecto de una medicina.

Para la farmapoesía han tenido que:

  1. Pensar un sentimiento que quisieran curar: celos, mal de amores, tristeza…
  2. Leer el prospecto de la caja de medicamentos que previamente han traído y hacer uno nuevo adaptándolo al «mal» que curará.
  3. Componer un poema-medicina.
  4. «Tunear» la caja de medicamento: cambiarle el nombre, el aspecto…

Podemos ver algunos resultados y…¡Ojo! hay hasta un poema en chino… fijaos bien en las fotos:

Y aquí está toda la farmapoesía que hicieron.

 

 

Actividades para el inicio de curso

Actividades para el inicio de curso

De peces Koi, jeroglíficos, Dani Rovira y algunas cosillas más…

Son mis actividades para el inicio de curso.

Llevamos un mes de curso y… ¡menudo mes! Qué intensidad. Parece que llevamos trabajando una eternidad y las vacaciones quedan tan lejos… No obstante, ya hemos hecho cosas muy chulas: actividades para el inicio de curso entre las que se cuentan los peces Koi, jeroglíficos y otras que iremos desvelando aquí.

Empecemos por los peces Koi, que además fueron lo primero que hicimos, las carta de presentación de lo que me gusta hacer en clase. Como había dicho en 10 ideas para este curso 16-17 este año quería continuar con la buena costumbre de empezar mis clases con una historia, una noticia, un juego de palabras o un acertijo. Y así ha sido, menos las noticias, llevo un mes contando historias que luego son muy comentadas, jugando con las palabras o intentando adivinar acertijos a los que, todo hay que decir, me gusta también aderezar con una pequeña historia.

¿Y esto qué tiene que ver con los peces Koi? Resulta que vi una manualidad de un pez en Krokotak, me llamó mucho la atención por su sencillez y vistosidad y decidí hacerla en clase. Pero no quería hacerla porque sí, sino con un sentido. Así es que investigando por Internet sobre peces e historias relacionadas con estos, me encuentro un bonito cuento sobre la superación, las metas y el espíritu de lucha. ¡Genial para comenzar el curso con esa intención! Un día conté la historia; otro, vimos un vídeo con preguntas de comprensión y, finalmente, hicimos los peces que iban a simbolizar nuestras metas para el curso y nuestros esfuerzo por conseguirlas. Y así quedaron…

img_20160922_105824

img_20160928_085904

¿Y los jeroglíficos?

Como sigo convencida de que la imagen es un soporte fundamental de las palabras y que esta debe ser incluida en las clases y en las formas de estudiar de mis alumnos, también he probado a enseñarles qué es un jeroglífico y se han lanzado a hacerlos en 2º de ESO. He explicado en 4º de ESO las características de la literatura romántica con dibujos y he hecho que los de 2º de Bachillerato sinteticen los temas de Literatura con Visual Thinkings.

img_20161014_160748

img_20161014_160707

 

 

 

 

img_20161014_160726

 

img_20161014_160648

 

 

 

 

¿Y eso de Dani Rovira?

Pues eso, como todo, también tiene su «historia». Una tarde voy con mis hijos a la biblioteca de mi pueblo. Veo un libro que me llama la atención: Agujetas en las alas de Dani Rovira. Me da curiosidad y me lo llevo. Y tras leerlo, se me ocurre que mis alumnos de 2º escriban una segunda parte. Los «remedios para curar las agujetas» o algo así. Y en eso estamos. Unos mejores que otros. Unos más inspirados que otros, pero con algunos textos muy interesantes.

Aún hay más…

Sí, hay más actividades para el inicio de curso: sopas de letras que elaboran ellos para repasar el tema. Infografías y títulos sugerentes de temas. Carreras de relevos con sustantivos y adjetivos. Concursos. Audios. Canciones. La caja de las historias… y todo lo que nos queda por delante para hacer e idear.

Finalmente, una anécdota:

Una alumna que tuve el año pasado en 2º de ESO se disgustaba mucho cuando hacíamos actividades creativas en clase, porque decía que no se le ocurría nada, una chica brillante, de diez, pero con su creatividad bajo mínimos. Siempre me metía mucho con ella y le decía que no se preocupara, que el curso que viene me perdería de vista. Hoy me la he encontrado y me dicho que me echaba de menos… Viniendo de ella, el mayor piropo que he recibido de un alumno en mucho tiempo. 🙂

fotolia_96844433

Imagen tomada de Fotolia.

Actividades para trabajar la poesía

Actividades para trabajar la poesía

«La poesía es un arma cargada de futuro» dijo Gabriel Celaya.
La poesía gusta a mis alumnos porque creo que encuentran en ella una especie de conexión, de refugio que, de algún modo, es reflejo de cosas que ellos sienten y que no saben expresar. Y si la poesía lleva la palabra «amor«… son capaces de encontrar su belleza, aunque ni la entiendan.
Es genial porque sienten la poesía, viven la poesía mucho más que los adultos que antes de todo eso queremos comprender la poesía.
Todas las actividades sobre poesía que se hagan con ellos son mucho más llevaderas y motivadoras, precisamente, por todo lo dicho antes.
Lo que ellos no saben, y este curso he intentado hacerles descubrir, es que la poesía está por todas partes. Ya lo decía Federico García Lorca «La poesía es algo que anda por las calles. Que se mueve, que pasa a nuestro lado. Todas las cosas tienen su misterio y la poesía es el misterio que tienen todas las cosas«. Con el proyecto que hemos realizado en el segundo trimestre han podido comprobar que la poesía y el arte van de la mano y que están por todas partes, en los sitios más insospechados: en nuestras casas, en la calle, en el mobiliario urbano, en los coches, en las grietas… De aquí surgieron los abecedarios urbanos y los monstruos poéticos.
Para los abecedarios urbanos les dije que tendrían que hacer un trabajo para el que necesitarían el móvil y salir a la calle… ¡alucinaron! Debían buscar «letras» o figuras que les recordaran a estas por todas partes y hacerles una foto. Después tenían que elegir tres o cuatro letras, pensar una palabra con estas e inventar un breve poema (seis versos) que contuviera esas palabras.
NP Poesia 1
Un paso más allá en nuestro empeño de unir arte y poesía y móvil en mano, debían buscar objetos, lugares… que parecieran monstruos,hacerles una foto y dedicarles un poema de ocho versos que los describiera o hablara de ellos.
NP Poesia 2 NP Poesia 3 NP Poesia 4
Finalmente, el culmen de nuestro proyecto de Arte y Poesía ha sido la creación de un libro de sonetos. En un intento de imitar el libro Cien mil millones de sonetos que homenajea a Raymond Queneau, han tenido que escribir un soneto de amor o de humor, que contuviera cinco palabras que yo les daba (para los de amor: tenedor, calcetín, tenebroso, despeluchado y fregar; para los de humor: lágrimas, tristeza, desolado, antinuclear y barrer), debían respetar la estructura de dos cuartetos y dos tercetos, además de la medida de once sílabas de los versos. La rima podían hacerla como quisieran.
Han salido grandes sonetos, a pesar de las dificultades para componerlos. Los hemos reunido todos en un librito encuadernado y hemos recortado cada verso de cada soneto para que, al leerlos, puedan surgir cien mil millones de sonetos distintos.
NP Poesia fin