Una vez acabado el trimestre hemos estado haciendo actividades para repasar la lírica, aunque algo diferentes a lo que habitualmente se entiende por repaso. Ha sido, más bien, una aplicación práctica de algunos conceptos estudiados.

Entonces… ¿cómo hemos realizado esas actividades para repasar la lírica?

Pues ha sido muy entretenido porque mis alumnos han estado haciendo un buen repaso sin darse cuenta. Han vuelto a ver los recursos literarios, han elaborado poemas, han trabajado la hipérbole y hasta han leído y escrito textos instructivos. Y lo mejor de todo es que se han divertido y el ambiente de las clases ha sido verdaderamente agradable.

¿Cuál es el secreto?

El secreto es muy simple: emplear el aspecto visual, lúdico y las manualidades con los contenidos de la asignatura. De ahí surgieron estas actividades para repasar la lírica:

  1. Deseos hiperbólicos.
  2. Jeroglíricos.
  3. Farmapoesía.

Vamos a ver en qué consisten estas “actividades” con esos nombres tan raros…

Deseos hiperbólicos

Esta ha sido la actividad para repasar más sencilla de las tres y su proceso de elaboración no nos ha llevado más de una clase.

En primer lugar hemos dibujado nuestras manos en cartulinas verdes, las hemos recortado y las hemos pegado en forma de árbol de navidad.

A continuación hemos recordado lo que era una hipérbole y, como estábamos a las puertas de la navidad, han elaborado deseos navideños un poquito… exagerados.

Por último, han dibujado y decorado con materiales variados las bolas de navidad que irían colgadas del árbol y en ellas han escrito sus deseos hiperbólicos.

Y con los árboles de deseos hiperbólicos hemos contribuido a la decoración navideña de las clases.

Jeroglíricos

La lírica suele ser árida para los alumnos y más, estudiar los recursos literarios. Este año los hemos visto a través de canciones, junto con la métrica, analizando en sus canciones preferidas la manera peculiar de los artistas de expresarse y cómo dicen lo que piensan y sienten. una vez trabajados de este modo los recursos, al final del trimestre los hemos repasado con los JEROGLÍRICOS.

La palabra es un acrónimo formado por jeroglíficos y lírica, puesto que aúna la intención lúdica y visual del jeroglífico y los contenidos, en este caso los nombres de los recursos literarios.

Algunos se elaboraron con un poco de ayuda, pero, en general, el derroche de creatividad y la gracia al idearlos y hacerlos efectivos han sido increíbles.

Aquí podéis verlos todos si queréis.

Farmapoesía

Con la farmapoesía no sólo hemos repasado conceptos de la lírica, sino también los textos instructivos y han aprendido, además, a leer y comprender el prospecto de una medicina.

Para la farmapoesía han tenido que:

  1. Pensar un sentimiento que quisieran curar: celos, mal de amores, tristeza…
  2. Leer el prospecto de la caja de medicamentos que previamente han traído y hacer uno nuevo adaptándolo al “mal” que curará.
  3. Componer un poema-medicina.
  4. “Tunear” la caja de medicamento: cambiarle el nombre, el aspecto…

Podemos ver algunos resultados y…¡Ojo! hay hasta un poema en chino… fijaos bien en las fotos:

Y aquí está toda la farmapoesía que hicieron.